jueves, 17 de mayo de 2018

La vida es un cúmulo de deseos y al final de ella cuando meditamos nuestra trayectoria vital nos damos cuenta que no nos llego nuestra rana que se convirtiera en príncipe y que el príncipe que nos llego en nada se parecía al soñado en nuestra infancia.
Hemos andado un largo camino y al mirar hacia atrás unas veces la tristeza y otras la nostalgia nos embarga el corazón.
No sabemos si se hubiesen producido los sueños de pequeñas si hubiese sido nuestra vida mejor o peor, pero en esos momentos de bajon siempre pensaremos que hubiese pasado.
El destino no lo sabremos nunca, por eso eso el dolor de lo que pudo ser y no ha sido es constante

martes, 23 de enero de 2018

Tengo miedo a las traiciones de las amistades, no comprendo como personas que se dicen amigas son capaces de traicionar a quien han demostrado una amistad sincera.
Cuanto mas me da miedo de aquellas personas que espiritualmente son responsables de nuestras almas y también caen en el pecado de la envidia y el rumor barato, haciendo poner en dudas y promover las ideas falsas extendidas por los que quieren que determinadas personas caigan de sus estatus de veracidad.

lunes, 25 de diciembre de 2017





Una vez mas la Navidad. Navidad de paz y felicidad, pero que yo solo he encontrado lo mismo que otros años, dolor y sufrimiento.
¿Encontrare en mi vida alguna vez paz y felicidad? ,¿ no tengo derecho a ello?.
Cuando nací la estrella de mi nacimiento seria la que seguía al demonio, al mal , a la injusticia y a todo aquello que contraviene lo que de bondad hay en el hombre.
Intento con la ayuda de mi Dios estar en paz con la naturaleza, con Dios y mis hermanos, pero solo encuentro enemistad,¿que he de hacer para encontrar amor de verdad?.
Un año mas la paz la veo alejarse y no solo en estas semanas sino en todo mi futuro, vivo con el miedo al día a día, a todo momento de mi existencia.
Doy gracias a Dios por mi fe y por la virtud de la paciencia que parece esta a mi lado mas a menudo que la ira y el enojo.

sábado, 11 de noviembre de 2017



Una vez mas llega la noche y con ella las sombras del alma, al cerrar los ojos veo dolor y sufrimiento, veo los momentos en que este día me han negado mi dignidad, mi pensamiento mis decisiones , los momentos en que me han pisoteado y ha seguido su camino, pero yo no he seguido mi camino, yo bajo la cabeza y mis ojos lloran con rabia y con desesperación.
El sueño me aturde y mi cuerpo queda bajo sus efectos .El día amanece y con el de nuevo todas las preguntas vuelven a mi cabeza, la incapacidad de enfrentarme con ese mundo cruel que se vuelca en los mas débiles y los apalea sin consideración.

domingo, 4 de junio de 2017

Las circunstancias tienen sus espinas

De niña soportaba las circunstancias porque me decían que era así  , de mayor porque seguía creyendo que la vida era así.
Ahora que se lo que es la responsabilidad, la libertad, la independencia, sigo soportado porque las circunstancias no son aptas para hacerme dueña de mi vida, porque ya  no tengo fuerzas para luchar por lo que tanto tiempo he creído "era así".
Ya se que puedo tomar las riendas de mi vida y actuar según mis propias decisiones, pero ya es tarde, me acostumbre a "ser así", y aunque a veces desee ser mi dueña , no tengo el ímpetu y  el vigor de romper las cadenas de tantos años. Quizás es mas cómodo seguir asumiendo que la vida "es así"

domingo, 6 de noviembre de 2016

Espiral sin fondo






De nuevo hoy mi alma esta entre las luces y las sombras, ¿como seguir la vida?. Día tras día lucho contra la adversidad, entusiasta y con fuerzas, pero cuando llegan las sombras de la noche el espíritu cae y no sabe como seguir el camino.
La lucha es dura y no acaba, me levanto con una coraza para defenderme contra el dolor pero esa coraza se va resquebrajando a partir del transcurso del día y lo que fue fuerza y esperanza va decayendo en un horrible desaliento.
Los impedimentos, las piedras del camino son cada vez mayores y esa defensa va cayendo en el mas horrible de los precipicios, el fin no se ve, ¿donde esta esa esperanza de la mañana?.
La noche cae y entre su negrura se mezclan los miedos, la debilidad y la impotencia.Noche larga entre fantasma del pasado y presentes, monstruos sin sentimientos que persiguen sueños y pesadillas, el espíritu cae en una vertical sin fondo deseando un fin , un descanso de los sentidos, quizás un fin de todo para encontrar esa paz que en vida es imposible.

domingo, 28 de agosto de 2016

El vacío de los hijos

Nacieron mis hijas en un hogar muy lleno de amor, ellas fueron muy deseadas, toda su niñez fue entre risas y enfados como la de cualquier niño pequeño, cuando se iban de campamento pasaba por su dormitorio y me quedaba mirando con la nostalgia de verlas saltar de cama en cama y gritarles que se callaran.
Crecieron y surgieron los problemas de la adolescencia, que fueron bien pocos, pues tengo que reconocer que tuve la suerte de tener unas hijas muy juiciosas y con los pies en el suelo.
Llegaron los tiempos de los noviazgos y apenas las veía entre los estudios y el paseo.
Un buen día empezamos a preparar sus bodas una primero y otra después. Con las prisas de las preparaciones pasaban los días sin darme cuenta y de pronto un dormitorio apareció en silencio, pero me quedaba la otra y no me di cuenta que se habían hecho mayores mis pequeñas y queridas palomitas, y que igual que la primera la segunda volaría muy pronto, así paso y el silencio era en dos dormitorios.
Entonces en mi corazón empezaban los gritos " donde estáis","quiero veros", "os necesito".
Pero ellas tenían ahora sus hogares  vendrían sus hijos y vivirían su vida, como yo la viví en mi momento.
¡Que pronto había pasado!, de mamá pase a abuela, de esposa pase a ser la abuela que esta en casa, ya nada era igual, solo la esperanza del sábado los gritos de mis nietos y el beso cada vez mas deseado de mis palomitas que volaron del nido para hacer el suyo propio.